Deportes

Los Urías brillan en MLB; son de abolengo

Desde el momento que Julio Urías ganó tres partidos sin derrota en sus primeras cinco aperturas de la temporada, se pronosticaba un buen año para el sinaloense, quien en este 2021 recibió la oportunidad de ser pitcher abridor de tiempo completo con los Dodgers. El zurdo mantuvo ese dominio a lo largo del calendario y logró ser el único con 20 victorias y el primero del equipo angelino desde Clayton Kershaw en 2014.

 Urías tuvo un cierre impresionante con récord de 11-0 y 2.49 en promedio de carreras limpias para completar una de las mejores temporadas para un lanzador mexicano, lo que le aseguró su lugar como abridor en la postemporada, en la que los Dodgers tienen como primer objetivo el duelo de comodines ante Cardenales.

Es algo increíble, una temporada de ensueño; me siento muy contento y bendecido”, dijo Urías durante la conferencia de prensa   luego de su victoria 20 al superar a los Cerveceros de Milwaukee.

El zurdo sumó este año 32 aperturas. Antes de 2021, acumulaba 38 inicios.

De las aperturas que tuvo en esta temporada, 13 de ellas fueron de las consideradas de calidad que se refieren a por lo menos seis entradas lanzadas y tres carreras o menos recibidas.

Sus mejores meses fueron julio, agosto y septiembre en los que no perdió.

En cuanto a ponches recetados fue mayo el mejor con 43 y en promedio de carreras limpias destaca el 1.38 que logró en agosto.

Al equipo que más derrotó fue a Diamondbacks de Arizona con cuatro.

El lapso de la temporada en el que batalló se presentó en junio, al concluir con récord de 2-1 en cinco aperturas, mientras que sólo una de ellas fue de calidad. Además, fue castigado con seis cuadrangulares la mayor cantidad en un mes.      

Los únicos equipos que pudieron derrotar al mexicano fueron los Angelinos de Los Ángeles, Gigantes de San Francisco y Padres de San Diego, la última de ellas se presentó el 21 de junio.

El reto  más grande para mí era terminar la temporada saludable, por algo me he preparado tan fuerte durante el receso de temporada. Con salud los demás números vienen y con el 100 por ciento que pone uno cada cinco días obviamente las victorias y los buenos números llegan”, expresó sobre su gran temporada.

El buen trabajo físico con el que llegó para este 2021 se hizo evidente al cerrar fuerte los últimos meses de la temporada. La única situación que lo envió a la lista de lesionados fue al recibir un pelotazo mientras bateaba, por lo que estuvo 10 días fuera.

En su última salida de la temporada llegó a retirar a 16 bateadores en fila, luego de un doblete que permitió en la primera entrada. Sólo permitió una carrera en su labor de un hit, dio dos pasaportes y recetó siete ponches.    

“SIN DUDA, MI MEJOR AÑO”: LUIS URÍAS

Hace dos años, el sonorense Luis Urías pasó un trago amargo cuando tuvo que salir de los Padres de San Diego. Hoy su realidad es opuesta.

Urías llegó en 2014 a la organización de los Padres, donde pasó cinco temporadas en ligas menores antes de su debut en 2018. Se presentó, en un par de campañas, en 83 encuentros. 

A finales de 2019, cuando los Padres se armaban para convertirse en  uno de los equipos con mejor roster en Grandes Ligas, pasó a los Cerveceros de Milwaukee. Esta semana Urías y los Cerveceros jugarán de nuevo en postemporada, mientras que los Padres, pese a su gran constelación de estrellas, firmaron una temporada con récord negativo.

Me hubiera gustado que ellos (los Padres) calificaran a playoffs”, dijo Urías, quien disparó 23 jonrones y produjo 75 carreras.

Sin duda tengo muy buenos recuerdos ahí, muy buenos amigos, y todo el agradecimiento porque ellos me abrieron las puertas para el beisbol de Grandes Ligas”, señaló.

Con Milwaukee estoy muy agradecido porque yo siento que llegué sin demostrar nada en Grandes Ligas, y ellos siempre me tuvieron toda la confianza para jugar y es por eso que tuve esta gran temporada, que lo mejor de todo es contribuir para llevar a tu equipo a playoffs”.

A pesar de no ser titular en diferentes periodos de la temporada, Urías terminó como el mejor jugador de los Cerveceros en hits conectados (122), además de segundo en vuelacercas y carreras traídas al plato.

Sin duda es mi mejor año, fueron muchas las cosas buenas, y la única explicación que tengo en que gracias a Dios me pude mantener todo el año sano y jugando”.

Urías participó en 68 juegos como parador en corto, 68 más como tercera base y 25 en la segunda almohadilla. En lineup titular tuvo 133 juegos, de los cuales en 30 fue primero en el orden, en siete segundo y en uno, cuarto. Como sexto bat jugó 37 encuentros, su rol más recurrente en la alineación.

Mi rol es difícil porque, al no tener una posición fija, te obliga a todos los días estar listo en las diferentes posiciones, pero eso te obliga también a adaptarte a cada posición en el campo e incluso también a cada lugar en line up”.

A partir de este viernes, los Cerveceros inician la serie divisional frente a los Bravos de Atlanta, la segunda serie de postemporada que jugará Urías. El año pasado, en la serie de comodines, perdieron en dos juegos ante los Dodgers.

Ya tenemos la experiencia del año pasado, y no queremos que este año quede sólo el bonito recuerdo de ser campeones divisionales. Quizás no seamos los favoritos, pero sabemos que tenemos equipo para llegar a la Serie Mundial. En lo particular  voy a estar listo para jugar cuando me digan y a la hora que me digan. Lo importante no son mis números, lo importante es ganar”.

CIUDAD DE MÉXICO.

Desde el momento que Julio Urías ganó tres partidos sin derrota en sus primeras cinco aperturas de la temporada, se pronosticaba un buen año para el sinaloense, quien en este 2021 recibió la oportunidad de ser pitcher abridor de tiempo completo con los Dodgers. El zurdo mantuvo ese dominio a lo largo del calendario y logró ser el único con 20 victorias y el primero del equipo angelino desde Clayton Kershaw en 2014.

 Urías tuvo un cierre impresionante con récord de 11-0 y 2.49 en promedio de carreras limpias para completar una de las mejores temporadas para un lanzador mexicano, lo que le aseguró su lugar como abridor en la postemporada, en la que los Dodgers tienen como primer objetivo el duelo de comodines ante Cardenales.

Es algo increíble, una temporada de ensueño; me siento muy contento y bendecido”, dijo Urías durante la conferencia de prensa   luego de su victoria 20 al superar a los Cerveceros de Milwaukee.

El zurdo sumó este año 32 aperturas. Antes de 2021, acumulaba 38 inicios.

De las aperturas que tuvo en esta temporada, 13 de ellas fueron de las consideradas de calidad que se refieren a por lo menos seis entradas lanzadas y tres carreras o menos recibidas.

Sus mejores meses fueron julio, agosto y septiembre en los que no perdió.

En cuanto a ponches recetados fue mayo el mejor con 43 y en promedio de carreras limpias destaca el 1.38 que logró en agosto.

Al equipo que más derrotó fue a Diamondbacks de Arizona con cuatro.

El lapso de la temporada en el que batalló se presentó en junio, al concluir con récord de 2-1 en cinco aperturas, mientras que sólo una de ellas fue de calidad. Además, fue castigado con seis cuadrangulares la mayor cantidad en un mes.      

Los únicos equipos que pudieron derrotar al mexicano fueron los Angelinos de Los Ángeles, Gigantes de San Francisco y Padres de San Diego, la última de ellas se presentó el 21 de junio.

El reto  más grande para mí era terminar la temporada saludable, por algo me he preparado tan fuerte durante el receso de temporada. Con salud los demás números vienen y con el 100 por ciento que pone uno cada cinco días obviamente las victorias y los buenos números llegan”, expresó sobre su gran temporada.

El buen trabajo físico con el que llegó para este 2021 se hizo evidente al cerrar fuerte los últimos meses de la temporada. La única situación que lo envió a la lista de lesionados fue al recibir un pelotazo mientras bateaba, por lo que estuvo 10 días fuera.

En su última salida de la temporada llegó a retirar a 16 bateadores en fila, luego de un doblete que permitió en la primera entrada. Sólo permitió una carrera en su labor de un hit, dio dos pasaportes y recetó siete ponches.    

“SIN DUDA, MI MEJOR AÑO”: LUIS URÍAS

Hace dos años, el sonorense Luis Urías pasó un trago amargo cuando tuvo que salir de los Padres de San Diego. Hoy su realidad es opuesta.

Urías llegó en 2014 a la organización de los Padres, donde pasó cinco temporadas en ligas menores antes de su debut en 2018. Se presentó, en un par de campañas, en 83 encuentros. 

A finales de 2019, cuando los Padres se armaban para convertirse en  uno de los equipos con mejor roster en Grandes Ligas, pasó a los Cerveceros de Milwaukee. Esta semana Urías y los Cerveceros jugarán de nuevo en postemporada, mientras que los Padres, pese a su gran constelación de estrellas, firmaron una temporada con récord negativo.

Me hubiera gustado que ellos (los Padres) calificaran a playoffs”, dijo Urías, quien disparó 23 jonrones y produjo 75 carreras.

Sin duda tengo muy buenos recuerdos ahí, muy buenos amigos, y todo el agradecimiento porque ellos me abrieron las puertas para el beisbol de Grandes Ligas”, señaló.

Con Milwaukee estoy muy agradecido porque yo siento que llegué sin demostrar nada en Grandes Ligas, y ellos siempre me tuvieron toda la confianza para jugar y es por eso que tuve esta gran temporada, que lo mejor de todo es contribuir para llevar a tu equipo a playoffs”.

A pesar de no ser titular en diferentes periodos de la temporada, Urías terminó como el mejor jugador de los Cerveceros en hits conectados (122), además de segundo en vuelacercas y carreras traídas al plato.

Sin duda es mi mejor año, fueron muchas las cosas buenas, y la única explicación que tengo en que gracias a Dios me pude mantener todo el año sano y jugando”.

Urías participó en 68 juegos como parador en corto, 68 más como tercera base y 25 en la segunda almohadilla. En lineup titular tuvo 133 juegos, de los cuales en 30 fue primero en el orden, en siete segundo y en uno, cuarto. Como sexto bat jugó 37 encuentros, su rol más recurrente en la alineación.

Mi rol es difícil porque, al no tener una posición fija, te obliga a todos los días estar listo en las diferentes posiciones, pero eso te obliga también a adaptarte a cada posición en el campo e incluso también a cada lugar en line up”.

A partir de este viernes, los Cerveceros inician la serie divisional frente a los Bravos de Atlanta, la segunda serie de postemporada que jugará Urías. El año pasado, en la serie de comodines, perdieron en dos juegos ante los Dodgers.

Ya tenemos la experiencia del año pasado, y no queremos que este año quede sólo el bonito recuerdo de ser campeones divisionales. Quizás no seamos los favoritos, pero sabemos que tenemos equipo para llegar a la Serie Mundial. En lo particular  voy a estar listo para jugar cuando me digan y a la hora que me digan. Lo importante no son mis números, lo importante es ganar”.

GCT/RJMR

Te puede interesar

No lo he hecho tan mal, dice Ancelotti

graficoadmin

Estos son los horarios de semifinales del Apertura 2021

graficoadmin

Verstappen y Red Bull, un ‘romance’ hasta 2028

graficoadmin